Cena Especial

José Israel Cruz


September 7, 2014

Tengo dos otros blogs sobre mi tiempo en entrenamiento que están en el proceso de ser completados, pero después de hoy, siento la necesidad de romper el orden cronologico que quise mantener para mi blog.

Escribo estas palabras en la tarde de 25 de agosto de 2014.

¡Saludos! Sé que muchos de ustedes quieren saber qué he estado haciendo en entrenamiento. Prometo más detalles prontamente. En este blog, sin embargo, me gustaría compartir un cuento pequeño. Hoy fue nuestro segundo día de entrenamiento en Stanford y el quinto día en general. El itinerario y la estructura del día de hoy no fueron tan distintos al de los demás días, excluyendo una cosita. En vez de “6:00 pm- 7:00pm Cena”, nuestros itinerarios decían “6:00 pm-7:30 pm Cena Especial”. No nos dieron ninguna pista sobre qué hacía la cena especial. Lo único que nos pidieron fue que llegásemos a tiempo. Así que, naturalmente, llegué a las 6:01 pm.

Cuando llegue al patio donde iba a ser la cena, me percaté que sólo había una mesa y como 30 sillas adicionales. La mayoría de los miembros estaban sentados en el piso. La mesa todavía tenía dos o tres sillas vacías, así que fui a sentarme ahí. De camino a la mesa, una líder me llamó. Ella me dio un pedazo pequeño de papel y me mandó a sentarme en el piso. El papel era el personaje que yo debía interpretar por la noche. En la parte superior del papel, decía “INGRESO BAJO” en letras mayúsculas y ennegrecidas. Yo era una niña de Bangladesh llamada Apurba.

Todos los que estaban en el piso tenían sus propias identidades, la mayoría de ellos con historias más desafortunadas que la mía. Me percaté que las 30 sillas eran para aquellos que tenían papeles de “INGRESO MEDIO”. La mesa era para los de “INGRESO ALTO” y sólo tenía como a 10 almas afortunadas. Tan pronto todo el mundo estaba sentado, nuestros líderes empezaron a leer unas estadísticas. – La distribución de ustedes es una representación de la población global—dijo una líder. Nos leyeron esto:

Alto ingreso: Cualquier persona que gana $12,000 por año o más. Este grupo compone un 15% de la población mundial.

Ingreso Medio: Cualquier persona que gana entre $11,999 y $986 al año. Este grupo compone un 35% de la población mundial.

Ingreso Bajo: La mitad de la población mundial. Viven con $2.70 al día o menos

Después de eso, cenamos…

Los de Alto Ingreso tuvieron acceso al buffet, que se supone que fuese la cena de todos. No podían compartir.

Los de Ingreso Medio solo podían comer un plato de arroz y habichuelas.

Bajo Ingreso tuvo que esperar hasta que los de Medio Ingreso terminasen de servirse. Lo que sea que sobrara en el caldero debía ser distribuido entre los demás Te recuerdo: Nosotros éramos la mitad del grupo. Tampoco podíamos usar platos ni cubiertos. Cogíamos el arroz con nuestras manos o con una servilleta. Para que todos comiéramos, todos los de Bajo Ingreso solo tenían un bocado de comida, por ahí. Te recuerdo otra vez más que esto es la mitad de la población mundial.

Ese bocado de arroz y habichuelas fue mi cena especial. Para muchos de nosotros, fue la cena más significante de nuestras vidas. Todos conocemos los números de la pobreza global, pero es otra cosa entera experimentarla así. Las emociones y los pensamientos que surgieron luego de la cena fueron profundos y diversos, y merecen un blog enteramente aparte a este. Por ahora, simplemente te invito a pensar por un instante sobre esta realidad. Si quieres ir un paso más allá, te invite a que tengas una cena de “Bajo Ingreso” esta semana, porque reconozco que no hay combinación de palabras que te pueda otorgar una idea clara  de lo que nosotros como un equipo pensamos. En verdad, es un abreojos.

 

José Israel Cruz